Cápsulas blandas, entre lo tradicional y la moda

#AltoRendimiento, #CapsulasBlandas, #InnovaciónGELITA -

Cápsulas blandas, entre lo tradicional y la moda

Conforme la población envejece y continuamos trabajando para controlar la pandemia, los consumidores que se preocupan por su salud requieren formatos para consumir sus dosis que sean convenientes y fáciles de consumir.

Las cápsulas blandas, también conocidos como softgels, tienen una larga historia como un formato estable y confiable para entregar dosis. Pueden contener medicamento, minerales, vitaminas, entre otros ingredientes y gracias a su composición son fáciles de transportar y sencillos para consumir. Cada softgel es una pieza completa, sellada herméticamente que, a diferencia de las cápsulas duras, cada softgel es llenado al mismo tiempo que se produce.

Las cápsulas de gelatina suave trabajan eficientemente en la mayoría de los ambientes, tomemos una vista más de cerca de su proceso de fabricación.

La gelatina, derivada del colágeno natural de los animales como puercos, reses o pescado, es el principal ingrediente de las cápsulas. La gelatina consiste de proteína, específicamente colágeno, agua y sal mineral, el proceso de manufactura no conlleva el uso de sintéticos por lo que el producto final es grado alimenticio, completamente natural. La gelatina también está disponible en variedades Kosher y Halal.

Existen pocas opciones de ingredientes para lograr formular geles veganos o vegetarianos, pero a diferencia de la gelatina, todas esas opciones, al usar sintéticos deben llevar nomenclatura con e-número.

El proceso de manufactura de las cápuslas de gelatina y las vegetarianas, suele ser muy similar pero analizando a fondo podemos encontrar diferencias fundamentales entre ambos. Con la gelatina se puede asegurar una variabilidad baja entre lote y lote, a comparación de alternativas vegetarianas que pueden tener un proceso de llenado más complejo y lento.

La gelatina puede considerarse sensible al calor pero el producto es compatible con diferente maquinaria para el llenado, a diferencia de la mayoría de alternativas vegetarianas que debido a su alta viscosidad, suelen tener problemas al llenarse o curarse.

Desde el punto de vista económico, las alternativas veganas son más caras que la gelatina, no solo en la materia prima sino en el proceso que necesitan cada una de las opciones donde la gelatina puede producirse a temperaturas más bajas, teniendo un secado mucho más veloz, lo que traduce a ahorros.

Independientemente del producto con el que se rellene el softgel, es necesario que la cápsula sea capas de evitar que se mezclen y fundan los ingredientes y es por esto que Gelita desarrolló GELITA RXL, para ofrecer una solución a los productores que usan gelatina como medio de entrega de dosis. GELITA RXL reduce la mezcla intramolecular y alarga la vida en el anaquel, a pesar de altas temperaturas o alta humedad y además son fuertes y elásticas.

Estas propiedades las puede ofrecer la gelatina pero difícilmente alguna alternativa vegetariana podría igualar los resultados, las cápsulas hechas a base de gelatina son más baratas para producir y son completamente naturales. Contáctanos si necesitas ayuda en tu proyecto, nosotros te podemos ayudar.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados